jueves, 21 de mayo de 2009

Ilusión


ILUSION


Había una vez un campesino gordo y feo

que se había enamorado (¡cuándo no!)

de una princesa hermosa y rubia.


Un día la princesa (Vaya a saber por qué)

le dio un beso al feo y gordo campesino...

y mágicamente éste se transformó

en un esbelto y apuesto príncipe...

(Por lo menos, así lo veía ella)

(Por lo menos, así se sentía él)







Carta nº 40


Me duele tu bronca.

Me duele tu mufa.

Me duele tu enojo

Pero lo que más me duele es tu silencio...

Sentir que te escondés de mí
Que estás detrás de tus "no sé"

Que, como el tango:

te busco y ya no estás.

¿Necesitás una excusa para separarte de mí?

Puedo subir la montaña más alta

con tu ayuda


Sin vos, me cansa hasta jugar al escondite

me cansa saltar obstáculos
me cansa pelearme con tu orgullo

me cansa golpear la puerta
que ambos queremos que se abra

y que vos mantenés cerrada

No creo en tu confusión sino en tus frenos.

No creo en tu "tiempo" sino en tu orgullo.

No creo en tu odio sino en tu frustración.

No creo en tu conducta sino en tu sentir


Me siento como el ciego

Del poema de Rafael de León

“que agita su pañuelo llorando

sin darse cuenta que el tren hace ya rato que partió..."

¡Vení! ¡Abrí! ¡Hablá! ¡Peleá!


¡que aquí estoy!



Jorge Bucay


1 comentario:

Gloria dijo...

Me encanta Jorge Bucay. Este hombre tiene unos bellos escritos con los que te hace reflexionar y bucear en tu interior.
Gracias, uxue, por compartirlo.

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea