viernes, 30 de octubre de 2009

Amutuy...Vámonos

Mi amigo Charly ayer me enseñó este video y me ha contado un poco la historia relacionada con los mapuches y más etnias de ese país.

Me ha parecido muy interesante lo que me contaba y me ha prometido escribir sobre ello en su blog.

Corina, otra amiga argentina, conoce muy bien el tema y ambos tendrían mucho que contar.
Seguro que ellos sabrán explicarlo mejor.


Mientras tanto, y con su permiso, yo pongo aquí el video porque me ha gustado mucho, me ha ayudado a conocer una parte de la historia de ese lugar y me ha emocionado.

Muestra otra realidad de un historia desconocida para muchos.

Una historia no contada en la escuela.
Una historia que se debe conocer y que forma parte de las raíces de un determinado grupo de personas a quienes les habrán quitado muchas cosas y les habrán impuesto otras tantas.

...Pero, al igual que no podían cambiarles el color de la piel, nunca les podrán quitar la dignidad y el orgullo de ser lo que son.




Ahí están festejando
La conquista de ayer
Con mi propia bandera
Me robaron la fe
Los del Remintóng antes
Y sus leyes después

Pisotearon mis credos
Y mi forma de ser
Me impusieron cultura
Y este idioma también
Lo que no me impusieron
Fue el color de la piel

Amutuy, Soledad,
Que mi hermano me
arrincona, sin piedad
Vámonos que el alambre
y el fiscal
Pueden más Amutuy,
sin mendigar

Ahí están festejando
Los del sable y la cruz
Como me despojaron
Sin ninguna razón
Sometiendo a mi raza
En el nombre de Dios.

Con qué ley me juzgaron
Por culpable de qué
De ser libre en mi tierra
O ser indio tal vez,
Qué conquista festejan
Que no puedo entender.



4 comentarios:

Charly dijo...

Hola Uxue.

A raíz de este video me ha dado por interiorizarme más por nuestras raíces como pueblo y como etnia. Fue entonces que descubrí que la historia que me enseñaron en la escuela está mal contada, o por lo menos incompleta. Este mágico mundo virtual que es internet me da la posibilidad de acceder a una información más detallada y veraz que despejan todos mis interrogantes. Me alegra mucho que te intereses en el tema y conozcas mas a lo que te enfrentas día a día al estar en contacto con este argentino loco y complicado. Pero siempre digo que una parte de nuestros defectos son causa de ustedes los españoles. Tu sabias que en sus expediciones de conquista en nuestro continente americano no traían mujeres? y…… bueno, como dice el refrán: ”a falta de pan buenas son tortas” o el otro…”cuando hay hambre no hay pan duro” fue así que los nobles hidalgos conquistadores se “voltearon” a toda indígena mujer que se les cruzaba en su camino y de ahí nacemos nosotros…pueblo mestizo. Un abrazo chica…agur

uxue dijo...

Hola Charly
Vosotros sois quienes tenéis más que contar. Yo soy una simple espectadora, pero vosotros formaias parte de esa historia.
Es bueno conocer toda la verdad, no sólo la que nos quieren contar unos.
Gracias por la información. Un abrazo, agur

Corina dijo...

Qué gusto da ver esta canción en tu blog!

Siempre se ha dicho que la historia la escriben los que ganan. El caso del Descubrimiento de América no podría abordarse sueltamente en términos de ganadores y perdedores, pero hay dos historias al respecto: una, la oficial, la que se enseñaba en las escuelas, tanto en España como en América. Y la otra, la real, sustentada en miles de testimonios que siempre estuvieron por ahí, pero que nunca se contó.

Los revisionistas de la historia la han sacado a relucir y han dado en llamar al “descubrimiento” como “encuentro de dos culturas”, con todos los matices que eso implicó. Algunos lo denominan simplemente “genocidio”, pues se ajusta literalmente a ese significado.

Abordar eso sería muy largo, lo que quiero expresar aquí son dos cosas: por un lado, celebro que haya mentes abiertas como la tuya que puedan “imaginar” que la conquista no pudo ser favorable para quienes la padecieron.

Por otro, es justo decir que las respetuosas “Leyes de Indias” dictadas por España no fueron respetadas por quienes debían aplicarlas y controlarlas en Hispanoamérica. También españoles, pero funcionarios al fin.

Si bien conocer la verdad no cambia hoy lo ocurrido, sirve para no permitir que se avasalle la libertad en ningún lugar y por ningún motivo.

La LIBERTAD es una condición inherente a la condición humana. Nadie nos DA la libertad, nacemos naturalmente LIBRES.

Amén de todo ello, debo decir que me siento orgullosa de ser descendiente de esos vascos nobles y trabajadores que llegaron después y contribuyeron a hacer grande la Argentina, a los que, últimamente, me siento más cerca a través tuyo.

En nombre de las 1.000 familias mapuches que viven en Neuquén, además de los coyas, mocovíes, matacos, querandíes, onas, guaraníes, etc. etc. que aún hay a lo largo de mi país, te digo:

¡GRACIAS UXUE!

uxue dijo...

Muchas gracias por tus palabras Corina.
Es cierto que el pasado no puede cambiarse, pero sí deberíamos darle a los demás lo que les corresponde de siempre.
Y sobre todo, darles su historia, permitirles que vivan libres, orgullosos de sus raices y de lo que son.

Hace poco estuve en El monasterio de la Rábida de Huelva y vi las calaveras y un video con la historia del descubrimiento. Me hubiera gustado que en ese video hubieran contado toda la verdad, que hablaran más de los nativos, de la gente de allí, no sólo de lo "bueno" que hicieron los españoles.

Al lado de los barcos estaba reproducido un pueblo indígena, para enseñarnos lo que hacían y cómo vivían. Mientras lo veía pensaba en qué debieron sentir en ese momento, cuando llegaron de fuera y les despojaron de lo que era suyo.

Es cierto que los conquistadores les ofrecieron su propia lengua, su cultura, pero... a cambio de qué?
A cambio de renunciar a lo suyo? de despojarles de todo?

Ojalá los indios de esa época pudieran contar su propia historia, ojalás supiéramos toda la verdad.
No para cambiarla, pues no se puede, pero sí para reconocerla y darle el trato que se merece.

Esto no son sólo palabras, es un sentimiento profundo. Es lo que siento cuando pienso en ello y veo lo que hacen los poderosos en nombre del poder y la ley, intentando despojar a los demás de lo suyo.

Pero siempre digo y no me cansaré de repetir: La dignidad no se puede comprar, no se puede robar, la dignidad está dentro de uno mismo, forma parte de la persona y es lo más grande que tiene y lo que le ayuda a seguir adelante.

Un abrazo enorme para ti y toda tu gente. Chau

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea