miércoles, 8 de febrero de 2012

El placer de compartir...




Estaba lista para apagar el ordenador y acostarme. Aprovechando las horas de sueño, pues  nunca sé cuando tocará despertarme, ya que  depende  de mi hijo,  que necesita pocas horas de sueño y suele despertarse muy temprano.

 Eran las diez de la noche,  cuando  sonó  el teléfono…

Imaginaba quién podría ser, no era la primera vez que llamaba a esa hora. Era una llamada esperada. 
La pantalla del teléfono lo confirmó, ponía su nombre...Era el preludio de una conversación entre amigos.
Respondí y me senté a la espera de una charla amena.

Al principio pensé que no se alargaría mucho. Hablábamos de cosas triviales: qué tal nos fue el día, qué hacíamos en ese momento,…

A la vez  que hablábamos me iba enterando de lo que hacía el Atlhétic de Bilbao  en el partido de vuelta de la copa  contra el Mirandés, pues mi oyente lo estaba viendo y me iba comentando las novedades.
Hacia una semana que sucedió lo mismo en el partido de ida y ya me esperaba que anoche se volvería a repetir.

Poco después de sentarme, apagué el ordenador para concentrarme en ese momento y  me relajé.



En vista de que la llamada se estaba alargando, y sentada  hacía fresco, me fui a la cama, al calor de las sábanas, a seguir disfrutando de la conversación. 
El fútbol formaba parte de nuestra charla, intercalándose de vez en cuando a medida que el resultado iba variando.

Pasado un tiempo  empezamos a profundizar con lo que decíamos. Se oía el partido como en un susurro, pero nuestra conversación seguía adelante de manera fluida y amena.

En más de una ocasión bromeábamos y luego venían las risas. Yo no quería sacar ruido para no despertar a nadie y amortiguaba mis risas  con las sábanas, pero no las reprimía.
 Me encantar reír, me gusta conversar por teléfono y sobre todo compartir con la otra persona una charla amena, agradable y sincera.


La conversación se fue profundizando, dejamos las trivialidades a un lado y hablamos de sentimientos, de lo que nos gusta,…de lo que de verdad importa.

Y ahí sí que disfruté. Ya no había risas, no había bromas. 
A partir de ese momento brotaron con fluidez las palabras, muchas palabras. Palabras con sentimiento, palabras que hablaban de ilusiones perdidas y renovadas,  palabras que hablaban de  momentos pasados y del momento presente… y, sobre todo palabras que transmitían ilusiones renovadas…, palabras de esperanza.

Cerca de las doce terminó el partido,…pero no nuestra conversación. El resultado fue de 6--2 a favor del Atlhetic. Los goles rompían de una manera curiosa  con nuestra charla, dándole un toque especial a lo que hablábamos.

Yo sabía que tenía pocas horas para dormir, pues me levanto a las 6:30, pero cuando uno está a gusto no hay horario que valga,…lo que cuenta es disfrutar de ese momento, de esa charla entre amigos.

Después de un tira y afloja entre cortar y seguir hablando, miramos el reloj del teléfono y vimos que habíamos estado hablando más de dos horas y cuarto....
Pufff!!! Cómo había pasado el tiempo!!!

Eran las 12:30  cuando al final decidimos cortar. Hubiéramos seguido toda la noche. Tan a gusto estábamos que queríamos prolongarlo al máximo,  deseando aprender más, reír más,…compartir más.


Me encanta hablar por teléfono cuando me siento a gusto con la persona que me habla. Escuchar reír y participar de sus bromas. 
Me gusta mucho compartir esos momentos con los amigos. 
 
Ayer fue uno de ellos. Un momento de alegría, de conocimiento mutuo,…de compartir, dando/recibiendo. 
Sin mayores pretensiones, sin expectativas por parte de ninguno,...sólo disfrutando de una conversación sincera, fresca y amena.

La amistad sin amor es posible. 
El amor sin amistad es  un amor pobre, que con el tiempo se agota y puede acabar muriendo...
La amistad con amor, cuando es compartido, es un privilegio del que disfrutan los afortunados.
...Y para aquellos que se permiten soñar







Y por si esa charla fuera poco. Hoy por la mañana me llevé de nuevo  una grata sorpresa de  otra persona que me llamó por primera vez.

Siempre respondo en euskera y a veces descoloco a quien me llama pues si no es de aquí puede no entenderlo. Hoy al responder en euskera alguien me pregunta “Uxue”? , me quedo en la duda, pues Uxue no es mi nombre real, y al principio no caigo. Pero de pronto dice mi nombre y enseguida me doy cuenta de quien me llamaba.
Es un seguidor de mi blog y yo del suyo, al que leo asiduamente.
En las últimas entradas nos cuenta las etapas que va recorriendo del Camino de Santiago.
Merece la pena leerle y disfrutar tanto de su recorrido como del paisaje que se ve a través de las fotos.

Él me ha invitado a hacer una etapa juntos y eso haremos en cuando ambos podamos, sólo nos queda concretar el día y el recorrido.

Esta conversación ha sido breve, pero no por ello menos importante. Una charla corta, amena y  con una nueva ilusión.


Dos llamadas diferentes de dos personas distintas. Dos motivos diferentes, y una palabra que las une..."compartir".

Hace frio, nieva afuera y en este momento, mirando a través de la ventana cómo cae la nieve y todo se pone blanco, pienso que tengo suerte,…pues hoy, de nuevo, mi día es especial.

Vivo el momento…hoy disfruto de éste.

uxue 


 
aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños. Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque cada día es un comienzo nuevo, porque ésta es la hora y el mejor momento. 

(Mario Benedetti )

8 comentarios:

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Uxue

Zorionak, enhorabuena por vivir la vida plenamente, por saborear cada instante y disfrutar de tan buenas y bonitas amistades.

Cuando menos lo esperamos llegan personas estupendas a nuestra vida. Me alegro que sea así para ti, porque tú también lo eres.

Si vas a hacer una etapa del Camino, abrígate mucho que con lo que está cayendo.....

Besotes.

uxue dijo...

Hola Maria Eugenia

La amistad es algo grande, confiar y poder apoyarse en una persona tanto en lo bueno como en lo malo es un privilegio que todos deberíamos tener.
La amistad crea ilusión y la ilusión da esperanza....
Muchas gracias por tus palabras y por tus deseos.
Besosss!!

Jabo dijo...

Hola Uxue: gracias por compartir con nosotros, de una manera tan bonita tus sentimientos.
Por lo que a mi me toca, haremos juntos, si, una etapa, ya en terreno riojano o burgalés, en marzo,
Abrazo, Jabo

uxue dijo...

Hola jabo
Muchas gracias por tus palabras.
En marzo es buena fecha para la etapa, el día va alargando y el frío se sentirá menos.
Un abrazo

Marmopi dijo...

Al fin y al cabo, las cosas que más disfrutamos son pequeños trocitos que nos van llenando, cachitines de felicidad, de sorpresa, de sinceridad, de complicidad.
Me alegro de que hayas disfrutado mucho de los tuyos.
Besos, Uxue

uxue dijo...

De acuerdo contigo marmopi.
Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia y hacen que nos sintamos mejor.
Gracias por tus palabras y buen fin de semana, que lo disfrutes,
Besosss!!!

JENI dijo...

Me han encantado todas tus palabras, siempre diré que eres muy grande... Me alegro de que estes tan bien!! Un gran abrazo!!

uxue dijo...

Vaya sorpresa tan agradable Jenny
Me alegro un montón de verte de nuevo por aquí.
Esta semana te llamo a ver si hablamos un rato y nos ponemos al día.
Gracias por tus palabras guapísima!!
Un beso enorme...agur

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea