lunes, 13 de febrero de 2012

Recuerdos agridulces



A veces escucho o leo algo que me afecta. En mi impulso de responder enseguida lo hago sin reflexionar y después de dicho ya no hay vuelta atrás, no se puede borrar. 
Es como el papel arrugado, que por mucho que lo quieras poner en su forma original nunca lo lograrás. 
Así pasa con las palabras, que una vez dichas ya no tienen vuelta atrás y el daño está hecho.

De  un tiempo a esta parte lo que hago es escribir lo que se me ocurre y luego lo guardo, sin enviarlo hasta que no esté segura.
En la mayoría de los casos ha sucedido que lo he borrado sin llegarlo a enviar, pues el daño que puedo causar con lo que diga no es justificable para aliviar mi mente.
Y después me he sentido mejor por ello, en paz. 

Si mi respuesta es hablada ahí es más difícil controlarme, pues respondo al momento,…pero incluso de esta manera intento pensar antes de hablar.
No siempre lo consigo aunque es un reto y compromiso conmigo misma.


Hoy es uno de esos días en el que después de varios borradores de respuesta a un escrito que me  ha afectado,  he llegado a la conclusión que lo mejor es dejarlo estar, terminar de una vez por todas y seguir adelante.

Sin embargo, aun ganando esta lucha interior entre responder o callar, la sensación que queda es de decepción, de impotencia y de perder definitivamente algo, a alguien,  que apreciaba de una manera especial.


La memoria es sabía, almacena en la mente aquello que significó mucho para nosotros y que nos enseñó. Y elimina lo  que nos perjudica.

A mí me sucede eso, que si un recuerdo  me está perjudicando, muevo la cabeza mentalmente y lo alejo de mí…me relajo y empiezo de nuevo.
Lo aprendí de niña,  en la soledad del internado, cuando alguien me hacía daño y no podía defenderme, cerraba mi mente y no permitía que esa persona, después de que se hubiera ido, siguiera haciéndome daño  con el recuerdo .



Hará  más de cinco años empecé construyendo un castillo especial.
Un castillo lleno de ilusiones,…Un castillo donde yo era la princesa…Un castillo donde existía un príncipe,…Un castillo lleno de sueños y fantasías.

…Pero era un castillo de arena.

Aunque, en ese momento no quería reconocerlo, en mi interior sabía que así era. Pero mientras se levantaba, mi vida iba cambiando y con ella la promesa de  un futuro  de cuento de hadas, con el que siempre había soñado una mujer luchadora,  desde que era una niña, hace tantos años...

Los castillos en la arena son bonitos cuando se  están construyendo. El entusiasmo que se pone en ese momento es muy grande.
 
A veces van perdiendo arena y la vamos añadiendo de nuevo  para que quede como lo dejamos, resistiéndonos a que desaparezca. 
Era tan enorme la ilusión que se había puesto en ello que se hacía lo imposible para que se manteniera en pie.
...Pero ya nunca quedará como al principio, cada  pequeño derrumbe le afectará,...nunca será igual.

…Y llega un momento en que este castillo, por mucho que se quiera mantener en pie, se derrumba y deja de existir.

Al principio este castillo se cuida mucho, a base de sueños y promesas.
Tantos sueños, tantas promesas,....

Sin embargo, los sueños, cada vez más lejanos, las promesas incumplidas, el cansancio, la falta de ilusión,... hacen que el castillo vaya cediendo poco a poco  y pierda consistencia. 

El tiempo es muy  sabio.  Ayuda a olvidar, también ayuda  a pensar y  a darnos cuenta de  que no podemos estar toda la vida pendientes de un castillo de arena que en cualquier momento se destruirá.

Entonces es cuando hay que aceptar esa realidad, cuando hay que dejar que el castillo se derrumbe y con ello los sueños que existían mientras creíamos en él y lo construíamos.


No me arrepiento de haberme atrevido a romper con todo lo que me daba seguridad en ese momento y arriesgarme a construir el castillo de arena.
No me arrepiento,...porque es tanto lo que he aprendido, es tanto lo que he sentido,…es tanto lo que he amado en esos momentos….que eso quedará como un recuerdo que nunca olvidaré.


Y  durante esa época de construcción y aprendizaje es cuando crecí realmente y cuando empecé a sentirme dueña de mi vida.



Por todo esto y por  mucho más, es por lo quiero callar,  dejando a un lado los impulsos y el orgullo. 
Quedarme con lo que en verdad merece la pena, con los momentos tan especiales mientras el castillo iba formándose. 
Conservar los sueños creados en ese momento, con las risas y las lágrimas.

...Y con mis nuevos recuerdos, que siempre formarán parte de este baúl tan especial, que empecé siendo niña y que seguirá conteniendo los sueños que formaron parte de mi vida y  deseo conservar.



Hoy es el momento pasar página definitivamente, dejando a un lado los imposibles y empezar una nueva construcción real, con una base  más consistente, más segura y con nuevos sueños.


…Porque el soñar forma parte de la vida, porque nunca dejaré de hacerlo,...y porque sé que después de la lluvia siempre vendrá el arco iris, lleno de maravillosos colores, que nos ayuda a ver la vida con más ilusión.


uxue  






20 comentarios:

JENI dijo...

Increíble, me sentido tan identificada en tantos momentos... cuanta razón tienes!! Hablamos pronto, un gran abrazo:)

Fernando dijo...

Impresionado por lo que he leído solo puedo darte todo mi apoyo y ánimo en lo que hagas y decirte sin ánimo a equivocarme que con tus palabras demuestras lo fuerte que puedes llegar a ser: Sí, porque sé que la procesión va por dentro y que tu sufrimiento no se ve, o se ve vagamente en tus letras, pero sé que existe. Pero has sido valiente al tomar una decisión como esa; y sin conocer el caso con detalle te animo a que luches, por que de lo poco que sé de tu vida, sé que eres una luchadora nata.
Besos de apoyo para una amiga;

Joker

uxue dijo...

Cómo me alegro el leerte de nuevo Jenny y que estas palabras te hayan dado a ti también que pensar.
Tú eres muy joven y conoces bien el sentimiento de pérdida y lucha por salir adelante.

Un beso enorme preciosa y muchas gracias por tu comentario

uxue dijo...

Muchas gracias por tus palabras Fernando, me has emocionado.
Es cierto que soy una luchadora. No le temo a los retos y este nuevo que emprendo sé que será más sencillo que los demás, la experiencia y la madurez ayudan a mirar las cosas desde otra perspectiva y a valorar lo que merece la pena.
Un abrazo grande amigo, eskerrikasko!!

Gloria dijo...

¡Qué grande eres, amiga! ya quisiera parecerme un poquito tan solo a ti. Me siento orgullosa de ti, para mi tu amistad es un tesoro. Sólo me queda una palabra por decirte a estos pensamientos tuyos y a esta forma de ser:

¡¡Chapó!!

Un abrazo enorme de esta amiga que te quiere de corazón.

Jabo dijo...

Hola Uxue... te has abierto de par en par, expresando ( con lo difícil que es), tus sentimientos y emociones, de una forma tal... que engancha la lectura.
En mi opinión, lo bonito de hacer castillos es la construcción del mismo, y el amor y cariño que ponemos en ello. Una vez hecho... ya no nos sirve.
Animo!!
Abrazo. Jabo

uxue dijo...

Qué grande eres Gloria.
Se me han empañado los ojos con leerte.
Tú eres quien mejor me conoces en esta andadura y tu apoyo es algo grande.
Eres especial, increible y no necesitas parecerte a mí, me gusta como eres y que siempre estás ahí cuando lo necesito.

Un abrazo enorme amiga con todo mi cariño...gracias de nuevo

uxue dijo...

Hola Jabo

Es cierto lo que pones que lo bonito es hacer el castillo, es lo que nos da la ilusión, por eso me arriesgué a construirlo y no me arrepiento.
Aún sabiendo el resultado final, sólo por volver aprender y a vivir esos momentos, lo volvería a construir.

Gracias por tus palabras de apoyo.
Un abrazo grande

MEN dijo...

Si antes sabia que eras una persona especial y luchadora ahora estoy convencida y no solo eso. Pongo la mano en el fuego por ti. Ole tus seguridad y tu valentía que pena que no se contagie, me vendría bien un poquito. Hay tantas cosas entre tus líneas… Espero que tengas suerte y pronto vuelvas a construir otro castillo. Cuídate. Y aquí te dejo mi hombro para apoyarte. Un besito amiga

Humberto Dib dijo...

Es muy difícil comentar, para mí, cuando se trata de un hecho real o con gran contenido personal... Tal vez porque me acostumbré demasiado a los textos de ficción.
Sea como fuere, me parece impresionante tu forma de decir y de actuar.
Un cariño.
HD

uxue dijo...

Hola Men

Puede que mi seguridad tenga que ver con mi forma de ver y vivir la vida. No me conformo con estar, tengo que sentir lo que hago, tengo que arriesgar.

De pequeña carecí del afecto imprescindible para un niño, pero también tuve la suerte de hacerme fuerte y de luchar por lo que quería.

He perdido mucho en el camino, pero he ganado mucho más y sobre todo he aprendido a no mirar atrás y disfrutar de lo que tengo...que es mucho.

Nunca permití que el miedo me impidiera ser feliz aunque fuera un tiempo.
No creo en la felicidad para siempre. Creo que la felicidad la dan esos peuqeños momentos que nos hacen sentir y vivir un momento especial.

Gracias por tus deseos y tus palabras....La suerte hay que buscarla también y yo voy camino de ella...una nueva ilusión, un nuevo sueño me espera, sólo me queda seguirle y volver a sentirlo.

Un beso grande guapa!!!

uxue dijo...

Hola Humberto
A mí me cuesta escribir siendo ficción, no me sale.
En cambio, cuando escribo algo mío, mis sentimientos y experiencias, es cuando las palabras me salen de manera fluida.
Es cierto que hablar de uno mismo nos expone haciéndonos más vulnerable. Me gusta escribir así, sin ficciones y arriegándome.

Sé que es más difícil hacer un comentario a una entrada personal, por eso lo voloro mucho más.

Muchas gracias por entrar y por tus palabras.Sobre todo por vuestro apoyo y ánimo.
Un beso

METAMORFOSIS dijo...

Hola preciosa...
Me siento muy identificada con lo que has escrito....hasta tal punto que me atrevería a decir que sé lo que sientes....pero se ve por lo que dices, por lo que cuentas o por lo que ya sabemos de ti, que eres una persona hecha a sí misma, y como tal has madurado conforme la situación así te lo ha exigido, en muchos de los casos has madurado a la fuerza. Eso te ha hecho tener una percepción de la vida muy diferente a muchas otras personas y a afrontarla según venga, sin excesivos lamentos y disfrutandola al milimetro.
Ahora el castillo de arena se ha derrumbado...sí, pero mientras lo costruías eras feliz no??? pues eso es lo que cuenta, eso y que has aprendido algo de ello, que la proxima vez ya no utilizarás arena para costruir nada, sino ladrillos y piedras sólidas, aunque te lleve más tiempo.
Así es la vida, pero es la única que tenemos...así que a por ella.
Por cierto, el libro de Si tu me dices ven, de Albert Espinosa, yo me lo leí y me dió tremendas lecciones, de hecho algo de él subí a mi blog en algún momento.
Espero que a ti te sirva como a mi.
Mil besos y fuerza a raudales.

uxue dijo...

Hola Metamorfosis
Qué bien lo has comprendido y cómo te has expresado...es como si eso me lo dijera yo a mí misma.
Estoy leyendo el libro, que por cierto me lo enviaste tú hace unos meses, está muy interesante y me gusta.
Muchas gracias por tus palabras y tu apoyo.
Un beso grande guapa

Irhati dijo...

Querida amiga,
Como me ha sorprendido esta entrada tuya, de repente me ha parecido ver a otra Uxue llena de nuevas energías, y con mucha mas vista panorámica que te reviste de seguridad y aplomo. entrevees muchas cosas, o es que a mi me lo parece... Confió y deseo que todo sea para bien, como así lo dejas captar también, aveces los altibajos del camino nos hacen perder perspectiva pero lo importante es la sinceridad de corazón de uno mismo y hablar como tu has hablado, gran lección amiga,
Un fuerte abrazo.

uxue dijo...

Hola Irhati
Gracias por el cariño que demuestras en tus palabras y por tu apoyo.
En la vida recorremos varias etapas, necesarias para no estancarnos y poder avanzar, ésta es una de ellas.
Creo y confío que todo será para bien, ése es mi compromiso y mi ilusión.
Muchas gracias por tu respuesta y tu ánimo.
Un beso enorme amiga.

Estela dijo...

Para mi es un día muyyyyyyy especial. Un beso a mi vasca preferida :)

uxue dijo...

Me alegro mucho por ti Estela.
Disfrútalo con ilusión y a tope.
Un beso grande guapa

Marmopi dijo...

Dejé hace ya varios días aquí un comentario que se ha perdido del todo, pero bueno, vuelvo a intentarlo:

Creo que decía yo que no siempre salen las cosas como uno espera, pero que lo único que debemos hacer es seguir con lo que creemos que hay que hacer, sin que nos perjudique mucho lo que sale mal o no nos es excesivamente justo.

Espero que el sabor agridulce no dure mucho. Hay muchas más cosas dulces que amargas en la vida, aunque por lógica, nos marcan más las amargas.

Besos, Uxue

uxue dijo...

Aquí no apareció tu comentario anterior.
Menos mal que ha habido suerte esta vez y lo he visto.
Igual es por los dichosos captchas que los tenía habilitados y ahora para acertar con las letras hay que ponerse lupa. Ya he quitado esa opción y ojalá me lleguen todos los comentarios que se ponen, me sabría mal que la gente pusiera interés en leer y opinar y que luego se pierdan. Gracias por volver a intentarlo.

Sobr lo que has puesto te respondo:
A veces uno no sabe cuando actua, si hace lo más acertado o eso le hará más daño. Pero hay que tomar una decisión definitiva aun a costa de perder algo que era tan importante en la vida.
Hay sueños que son imposibles y que debemos aceptarlo así para poder seguir con nuestra vida.

Los momentos agridulces claro que irán pasando, aunque no del todo pues alguien que tanto ha significado en la vida de uno no se borra de un plumazo, pero los recuerdos buenos son mejores y los que hacen que merezca la pena todo lo vivido.

Gracias por tus palabras marmopi.
Un besote

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea