sábado, 12 de febrero de 2011

Lo que de verdad me importa...





Esta mañana, mientras desayunaba, me ha venido a la mente la época en que empecé en Internet y cómo ha cambiado mi vida desde entonces.

Empecé en unos foros donde hice amigos nuevos. Me sentía bastante sola en esa época y esa relación virtual aliviaba un poco esta soledad. La soledad no depende de tener más o menos gente a tu alrededor. Puedes estar rodeada de gente y sentirte sola o estar solo físicamente y no sentirte así. La soledad de la que hablo es la interior, la que sentimos dentro de nuestro alma, más profunda y que nos va ahogando cada vez más.

En esos primeros escarceos por Internet era también bastante vulnerable, se transmitía en lo que escribía. Solía hablar más de mí, era como un grito silencioso de ayuda intentando buscar la empatía de quienes me leían y así conocer gente con quien hablar y compartir lo que sentía, lo que era. Necesitaba una vía de escape para salir de la rutina de la casa y del día a día.

Hice algunos amigos más especiales que otros, con algunos de ellos mantengo relación virtual y por teléfono. Sobre todo con mi amigo Carlos y con mi amiga Gloria, a quienes conocí en ese foro hará ya más de cuatro años.

Recuerdo también de una manera entrañable a marmopi, la tortuga dicharachera que siempre estaba ahí para animarme y sacarme una sonrisa si estaba en mal momento. Ella fue la primera persona de este mundo de Internet que contactó conmigo a través de los mensajes en ese foro. A veces hemos perdido el contacto, pero siempre se ha vuelto a retomar.

A algunos amigos del foro conseguí verles en persona y darles el abrazo deseado después de tanto hablar y chatear por este medio.

A marmopi la vi hace tiempo en Guadalajara donde pasamos el día con mi familia comiendo, hablando, haciendo fotos y riendo mucho. Lo pasamos genial ese día.

Con mi amiga Gloria estuve unos días en su casa, en un pueblo de Huelva, fue una visita muy especial y tanto ella como su familia me trataron con mucho cariño, no paraban de llevarme a conocer todos los sitios. Me hicieron sentir muy bien y es algo que nunca olvidaré y que siempre tendré en mi mente y mi corazón como algo muy especial

Todavía espero que ellos se decidan a venir a mi casa para poder enseñarles este maravilloso lugar y, sobre todo, estar de nuevo con ellos disfrutando de unos días entrañables en su compañía.

Hay una espinita que tengo todavía, un deseo no realizado, y tiene que ver con mi mejor amigo, un argentino llamado Carlos, a él no he podido verle ni abrazarle. Debido a la distancia tan larga que hay, pues vive al otro lado del charco. Es muy complicado el desplazarse allí, sobre todo teniendo ambos familia que atender.

Confío que con el tiempo ese deseo se vea cumplido también y podamos conocernos en persona.

Con este amigo es con quien más he hablado, quien más me ha ayudado, aún en la distancia y quien ha supuesto un cambio radical en mi forma de ver la vida y de vivirla.


Cómo pasa el tiempo. Parece que fue ayer cuando entré por primera vez en ese foro. Y cuántas cosas han cambiado de ese momento ahora.

Hace tiempo que dejé los foros, fue una época que pasó y apenas tengo tiempo para estar en Internet, leer y participar.


En estos cuatro años se han dado los cambios más radicales en mi vida, me he planteado mis prioridades y he luchado ( lo sigo haciendo) por lo que más quiero y deseo.

He cambiado mi forma de pensar y de ver las cosas. Soy más reflexiva, menos impulsiva e intento tomar las cosas con más calma, aceptándolas como vienen y conviviendo con ellas sin atormentarme.

En estos cuatro años me he enfrentado a mis miedos y a mis inseguridades. He tomado decisiones difíciles pero necesarias para cambiar mi forma de vivir. He sufrido en la transformación, pues no es sencillo enfrentarse a nuestros recuerdos, a aquello que hemos guardado por mucho tiempo y con lo que temía enfrentarme por temor a salir más dañada si lo hacía.

He pedido ayuda cuando ha sido necesario, cosa muy importante para poder salir adelante y estar mejor.

Me he enfrentado a eso y a mucho más y lo estoy logrando. He perdido cosas en el camino, soy consciente que no se puede tener todo, hay que tomar decisiones y decidir por lo que uno desea en esta vida. Yo, en mi inseguridad del momento, no tenía claro qué deseaba, pero sí sabía lo que me hacía mal y era el seguir como estaba, el ver pasar los días, en llevar a cuestas esa tristeza que me iba marchitando poco a poco,…el no sentirme bien.

Ahora, tendré menos cosas, estaré más agobiada de tiempo, viviré más apurada en algunos aspectos, pero,… ahora soy yo la dueña de mi vida. Ahora tengo la vida que yo he elegido. Con sus cosas buenas y menos buenas, pero es mi vida, no la de los demás ni para los demás.

Sólo un detalle para terminar con mis pensamientos de hoy y es que ahora, en estos cuatro años en los que tomé las riendas de mi vida, es cuando he reído más que nunca, lo sigo haciendo, me encanta reír y contagiárselo a los demás.

La edad no son sólo los años debido al tiempo, existe una edad interior que avejenta a marchas forzadas. Es la edad debido al reflejo del alma y que trasciende al exterior. Ahora, siendo cuatro años más mayor, me siento más joven que antes, y eso se ha reflejado tanto en la parte física como en el carácter.

Si a una persona la quiero se lo digo, si una persona me desagrada o me hace daño, sencillamente la evito. No deseo discusiones, no deseo perder el tiempo con malos rollos. Lo que deseo es que, el poco o mucho tiempo que me quede por vivir, sea disfrutando de lo que tengo, de la gente que quiero y sobre todo de mí misma, que al fin y al cabo soy la persona más importante para mí, pues si yo no estoy bien, si yo no me cuido, no estaré bien para nadie.

Si yo me quiero, si me acepto, querré mejor a las personas que me importan y que tanto significan en mi vida.

En este escrito no he hablado de felicidad, pues es una palabra que no sabría definir ni lo pretendo.

Yo concibo la felicidad con momentos de la vida, sensaciones, vivencias,…

La felicidad es sonreír, sentirse en paz conmigo misma, disfrutar de los paisajes que veo todos los días cuando me levanto y mientras paseo con la persona que más quiero, que me da su mano con toda confianza y me sonríe pícaramente, pidiéndome un beso y haciendo que yo sonría de nuevo.

La felicidad es hablar con mis hijos, reír con ellos, sentirles cerca y, por qué no, discutir con ellos pues hay confianza para ello, para opinar de manera diferente y expresarlo. Y también desconectar de ellos de vez en cuandoa, disfrutando de la tranquilidad que da la soledad elegida y necesaria.

La felicidad es hablar con mis amigos y sentirme a gusto con ellos.

La felicidad es vivir los malos momentos como algo pasajero, dejarlos pasar y disfrutar de todo lo bueno que tenemos, aprender de esas experiencias que nos han hecho daño y salir adelante más crecidos, más fuertes y con ganas de vivir aún más.

La felicidad es también llorar. Las lágrimas son tan necesarias para limpiar nuestra alma cuando está sufriendo que debemos recurrir a ellas cuando las necesitamos.

La felicidad es lo que hago ahora, escribir, disfrutar de lo que hago y sentirme bien, en paz.

La felicidad es tener un sueño y luchar por él.

La felicidad para mí es esto y mucho más.

Más que palabras es sentir, reír, llorar, vivir, sobre todo eso,…vivir.


Soy feliz?

No lo sé, no busco definiciones a mi estado de ánimo ni a mi forma de vida. Vivo cada momento como viene e intento que cada uno de ellos sea especial, diferente.


Yo reflejo lo que siento, lo que deseo, lo que soy, ésta es, mi nueva realidad,… mi nueva vida.




uxue

8 comentarios:

Carlos dijo...

Bienvenida amiga…apareciste.

Esta es la Uxue que yo espero leer siempre, la mujer que deja salir de adentro suyo con claridad todo su ser, todo su sentir.

Yo siento un cariño muy especial por ti chica, yo he visto paso a paso tu evolución y me pone muy contento el momento actual que vives, reafirmada emocionalmente y viviendo a pleno tu vida.

El camino de superación a todos nos significa perdidas, penas y sufrimientos, solo sale adelante aquel que realmente es valiente y enfrenta el desafío, aquel que sabe superar errores y seguir adelante aprendiendo de ellos y tu eres una de ellos.

Es cierto que aun no hemos podido conocernos en persona por motivos de distancia y escollos que aparecen a veces. No pierdo la esperanza de estrecharte en un abrazo a ti y tu familia y visitar tu pueblo que es hermoso y muy acogedor.

Un fuerte abrazo niña, te aprecio y te quiero mucho terremoto…agur

uxue dijo...

Hola Carlos

Claro que aparecí, nunca me he ido, sólo pensaba y sentía...

Tú eres quien mejor conoces los cambios y quien más me ha apoyado.
Mcuhas gracias por tus palabras y por estar siempre a mi lado.

Ojalá sea posible el poder vernos, dicen que es cuestión de desearlo con ganas y pensar en ello. Allá va mi deseo y mi pensamiento de que vengas a visitarnos.

Un abrazo grande grande amigo, en la distancia. Ojalá, que se acorte en el tiempo y se haga real... Chau campeón

Marmopi dijo...

Uxue, hoy hablamos. Me llamaste. Y supe que estabas en paz contigo misma, que has aprendido que tú eres lo más importante que tienes para sobrevivir: te conoces y te quieres. Eso es imprescindible para hacer feliz a los que tienes a tu alrededor. Y por supuesto, para ser feliz tú.
No lo cambies. Por nada cambies esa actitud porque será la que te haga aún más grande.
Carlos, un placer volver a leerte.

Un abrazo y un beso grandísimo para los dos ;-)

uxue dijo...

Hola marmopi

Fue un placer hablar contigo esta mañana y poder reir un rato de nuevo.

Muchas gracias por tus palabras y por tu consejo, que intentaré seguir.

Un abrazo grande guapa...agur

Estela dijo...

Que bien te tienes que sentir después de escribir todo esto, a mi me has transmitido mucha verdad. Te deseo todo lo mejor del mundo para tu nueva vida, un beso muy grande MUAKKKK

uxue dijo...

Muchas gracias por tus palabras Estela.

Hay veces que quiero poner algo mío, algo que pienso y siento en ese momento, pero no siempre se da, no salen las palabras y entonces lo dejo para otro momento.
Con este pasó lo contrario, que sin pensarlo surgió. Me planté delante del ordenador para hablar de los foros y de repente me vino una maraña de pensamientos y recuerdos que me hizo transcribirlos aquí a la vez que me venían a la mente.

Un beso guapa, que pases un buen domingo

Gloria dijo...

Pero qué valiente eres, amiga! Eso es lo que más he admirado siempre de ti, que por muy duro que sea el camino, nunca estás dispuesta a renunciar a él. ¡Te admiro mucho!

Para mi es muy grato contar con tu amistad y nunca olvidaremos los días que pasaste con nosotros. Claro que iremos a tu tierra, sólo es cuestión de tiempo.

Y en cuanto a la felicidad, a veces no somos conscientes de ella, así que hay que estar atentos para descubrirla. Pero por desgracia, en el momento que dejamos de ser felices, lo notamos enseguida. Así que estoy segura de que eres feliz.

Deseo de todo corazón que vayas superando todas tus metas y que tus sueños se hagan realidad.

Un abrazo con todo mi cariño, amiga.

uxue dijo...

Muchas gracias por tus palabras Gloria.
Es un verdadero placer tenerte como amiga y poder contar contigo siempre.

Espero y deseo con ganas que el tiempo para que vengáis aquí se acorte y podamos disfrutar juntos de unos días entrañables y presentarte a los míos, a la gente de aquí que quiero.

Un abrazo enorme amiga...seguimos en onda...agur

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea