martes, 13 de marzo de 2012

El amor en tiempos del e-mail



Hace tiempo que no entro en este apartado dedicado a la lectura.

Y no es porque haya dejado de leer, al contrario leo siempre que puedo. El leer me relaja, me gusta y es algo que hago siempre que tengo oportunidad.  Tengo un libro en mi mesilla, y tanto antes de dormirme, como al despertarme a veces, siempre leo un par de hojas o más, todo va en función del tiempo que tenga y de que el sueño me vence rápido por la noche y tengo que dejarlo.
De cualquier forma, la lectura está siempre presente en mi día a día.

Hoy voy hablar de dos libros de un mismo autor. Los acabo de terminar de leer y que me han dado qué pensar, a la vez que me han hecho pasar un buen rato.

Los títulos son: “Contra el viento del norte” y “Cada siete olas” de Daniel Glattauer.

Al final pondré una sinopsis de estos libros, pero ahora me voy a centrar más en una opinión particular mía.


Estas obras tienen una  lectura que te engancha desde el principio, es muy sencilla y rápida, al ser todo a base de diálogos entre los protagonistas.

Cuenta la historia dos personas, Leo y Emi. Cómo se conocieron por un error a través de Internet, y a partir de ahí mantienen una relación de amistad/amor que se va intensificando con el tiempo.
En ella se  percibe la continua lucha interior de los protagonistas. Son conscientes de esta dependencia que va creciendo cada día y que les podría estar  “perjudicando”. Pero lo que tienen claro  es que no desean renunciar a este contacto, a saber del otro, a compartir unos momentos que les hace sentirse  de una manera diferente a lo que habían sentido hasta ese momento de su vida.  

A medida que pasa la historia y se van conociendo más los personajes se dan cuenta que sólo el correo  ya no es suficiente, que necesitan verse, conocerse mejor, hablar,….sentirse de otra manera que no sólo  a través de un ordenador.

Es una historia  de encuentros y desencuentros. Donde no todo lo que se desea puede darse.

Cada uno tiene su propia vida personal y no pertenece a la del otro….


No pretendo desentrañar la historia y menos el desenlace.  A mí me sorprendió mucho el final del primer libro, pero sobre todo el del segundo.

No me suelen gustar  los libros que tienen segundas partes, pues te obliga a comprar el otro para poder seguir la historia,  pero en este caso era necesario.  De haber sido  sólo un libro habría quedado incompleto, algo inacabado y nos habría dejado con una sensación de que decepción el no saber qué pasaba con esta pareja, si se darían o no una oportunidad.
  

¿Podrán verse Leo y Emi?

Si logran verse…¿Cómo reaccionarán? ¿Se destruirá lo que han conseguido por e-mail cuando estén juntos?
¿Serán capaces de luchar por lo que sienten?

Y lo más importante….

¿Podrán dejar atrás esa seguridad que han tenido antes  conocerse, romper con su vida anterior,…y construir un nuevo  futuro incierto, pero juntos?.

¿Serán tan  locos e inconscientes para romper con todo,  a la vez de valientes y  atrevidos para poder ir en busca de este nuevo sueño basado en  lo que sienten cada uno por el otro en ese momento?

¿Serán capaces de subirse a la misma ola los dos a la vez?


Hay mucha gente que no comprende cómo se puede tener una relación por Internet  sin conocerse.

Yo creo que sí es posible. Es posible  sobre todo al principio,  en la primera fase de conocimiento de ambos.
A través de los mensajes uno intenta suplir  la ausencia de imagen y el no estar juntos. Dando lugar a una escritura más personal y profunda.

Eso está muy bien al principio. Pero llega un momento en que ya no es suficiente.

Los mensajes no hablan. Los mensajes no miran. Los mensajes no abrazan,…sobre todo no dan el afecto necesario que da el contacto.

Y ahí es cuando uno se plantea si seguir dependiendo de unos e-mails, o romper con algo que ha sido tan  importante durante un tiempo para empezar a retomar la vida de nuevo y quizá encontrar algo más real, más completo.

Estos libros me han dado qué pensar sobre este tipo de relaciones. Creo que son posibles siempre que las personas sean conscientes de ello y que estén dispuestos a dar un nuevo paso, los dos.  Arriesgarse a conocerse y ver a dónde les lleva en la vida real  todo lo que han sentido y  aprendido del otro.






Para terminar transcribiré brevemente el argumento de estas dos obras que una lectora de Internet compartió:


“En "Contra el viento del norte" del norte Daniel Glattauer nos cautivó con la creciente y difícil relación entre Leo y Emmi, que pasó de ser puramente curiosidad a un extraño romance. Se nos presentaban dos personajes que iban descubriéndose poco a poco, a base de toda clase de preguntas y actuaciones, limitándose siempre al medio del correo electrónico. En "Cada siete olas" todo ha cambiado. La situación ya no es la misma. Después de tantos correos, ambos se conocen ya muy bien, saben cómo va a actuar el otro antes de que lo haga, lo que va a decir. Incluso logran superar uno de sus principales miedos comunes: el de conocerse en persona.

Así que ahora lo que buscan desesperada e inconscientemente, o quizá no tan inconscientemente, es saber si realmente se aman. ¿Son un simple y pasajero capricho el uno para el otro? ¿Qué hay realmente entre ellos? ¿Amor, amistad, refugio de una infelicidad oculta? ¿Por qué siguen escribiéndose? ¿Qué hay tras esa necesidad de seguir sabiendo el uno del otro? Sí, los correos –unas veces cariñosos; otras, amargos y hasta violentos- continúan produciéndose en busca de respuestas.”





 
Re:
Querido Leo:
A ver si acabamos de una vez. Eres TÚ quien no ha contestado a la pregunta decisiva. Te la repetiré con mucho gusto: ¿quieres encontrarte conmigo? Si quieres, hazlo. Si no, dime qué es todo esto, cómo continuará o, mejor dicho, si continuará.


“Fw:
Sentir nunca es engañar, querida Emmi. Sólo está mal que uno manifieste sus sentimientos cuando eso hace sufrir a otra persona. 




                                                                                                   

14 comentarios:

Fernando dijo...

Muy interesante. Yo leo por las noches, al acostarme, y lo malo es que cada noche debo releer las dós últimas páginas porque las leyeron solo mis ojos, pero ya no mi mente.
Es muy buena la lectura y me parece interesante lo que cuentas de esos dos libros.
Saludos,
Joker

uxue dijo...

Hola Fernando
A mí me pasa lo mismo por las noches. Leo un poco, enseguida comienzo a cabecear y ya no asimilo lo que leo. No tengo problemas para conciliar el sueño, pero el leer me relaja aún más.
En verdad que son interesantes estos libros, y pienso que en este mundo, donde cada vez se conoce más gente por este medio virtual, habrá más de una persona que se sentirá identificada cuando lo lea.
Gracias por pasarte por aquí y por tus palabras.
Un abrazo

Jabo dijo...

Hola Uxue: este libro lo leí el último verano y recuerdo que me gustó pues es ameno, de agil lectura y cuanto más lees más te engancha, queriendo continuar hasta su desenlace.
El tema que aborda es muy interesante, más en los tiempos que vivimos en los que las redes sociales e Internet dominan gran parte de las relaciones.
No obstante, si se produce una relación en la cual se toma demasiado cariño, e incluso llega a algo más en cuestión de sentimientos, en mi opinión ( y por supuesto puedo equivocarme), es necesario e imprescindible el que se conozcan cara a cara, para que la comunicación emocional surja y complete la comunicación verbal o escrita.
Por eso animo a todo el mundo que tenga esa situación a que den el paso y se conozcan.
Abrazo. Jabo

uxue dijo...

Hola Jabo
Comparto lo que has puesto.
Como puse en la entrada, al principio está bien conocerse por este medio. Ayuda a mostrarse de otra manera, a estar pendiente del otro con menos prejuicios que los que dan cuando uno se ve.
Pero cuando la relación pasa a un plano más serio, esto ya no es suficiente, hace falta algo más. Hay que verse y conocerse para complementar esa relación y ver si funciona.

El primer libro está muy bien, pero es en el segundo cuando deciden qué hacer con esta relación y si merece la pena seguir adelante.
Gracias por tus palabras Jabo.
Un abrazo

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Uxue

Parece una lectura muy prometedora y actual. Antiguamente la gente escribía cartas y se enamoraba, ahora lo llamamos messenger, chat, skype, etc.

Siempre hay un riesgo en todo lo que hacemos. Y desde luego, los mensajes como bien dices, no abrazan. Sentir dos brazos rodeándote, eso, no tiene precio ;).

Besotes.

Siliña dijo...

Querida Uxue,
Es hermoso lo que escribes siempre y esto es particularmente tocante para mi. He tenido, hasta hace muy poquito, un amor co muchisimos e-mails... Nos conocimos personalmente, pero nuestra relación se afianzó y profundizó a partir de los mensajes casi diarios... Viviamos a 14000 km de distancia... Pero con el más profundo de los dolores tengo que contarte que mi bello amor, el hombre que me estaba haciendo replantear mi vida y pensar en comenzar a volar juntos y a la par, falleció repentinamente.
Es terrible la nostalgia y la añoranza de lo que nunca jamás sucedió. Miles de proyectos quedaron truncos y el corazón me quedó repletito de amor... Pero la vida siempre nos ubica en el tiempo y lugar exactos.... Esto lo escribo humedeciendo el teclado...
Gracias Uxue, tu blog me ha ayudado mucho y mi hermoso txoría txori vuela libre ahora....

uxue dijo...

Hola Maria Eugenia
Parece que ha pasado una eternidad del tiempo en que se escribían cartas, y no ha sido tanto.
Se ha evolucionado tan rápidamente que eso ha quedado muy atrás.
A mí me encantaba escribir cartas, esperar la respuesta e ir al buzón ilusionada para verla.
Los días de espera eran largos, pero a la vez, llenos de ilusión.
Ahora las cartas/-mails llegan en cuestión de minutos, la espera es corta, la ilusión más efímera, pero es cierto que se conoce más a la otra persona de esta forma, se cuentan más cosas y se comparte más.
Pero tanto por cartas como por e-mail lo importante es conocerse luego y profundizar más en la relación.
Gracias por tus palabras.
Un beso!!

uxue dijo...

Hola querida Siliña

Me has emocionado con tu escrito.
Quien ha vivido este tipo de relación comprende mejor cuán importante es la comunicación por e-mails, ese contacto con la persona querida.
Fuiste valiente dando el paso principal, el de conoceros y afianzar esa relación.

La vida continuamente nos pone a prueba, por un lado nos da un baúl repleto de ilusiones y luego nos lo quita.
Pero lo importante es que fuistéis valientes, que vivistéis un amor auténtico, lleno de recuerdos que atesorarás en tu corazón de una manera especial.
Esto nada ni nadie podrá arrebatártelo, los recuerdos, los momentos vividos, son tuyos y para siempre y eso es algo por lo que merece la pena seguir y luchar.

Hay algo que me ha llamado la atención y me ha gustado mucho:
Lo que cuentas lo haces con tristeza, con añoranza, pero sin resentimiento, sin arrepentirte por haberle conocido y haberte planteado una relación con él aún a riesgo de cambiar toda tu vida por ello.
Has sido muy valiente Silia, te arriesgarte amar y a intentarlo. Eso es lo importante, es ir a por un sueño y vivirlo a tope mientras dure.
La vida está llena de nuevos sueños, de nuevas ilusiones.
Te deseo mucho ánimo y fuerza para que puedas tener nuevos sueños y volver a sonreir sin dejar atrás lo ya vivido.

Muchas gracias por entrar y compartir tu experiencia en este espacio.
Un beso enorme Silia

Marmopi dijo...

Hola, Uxue. Yo no me puedo identificar con lo que dices o relatan los libros en cuanto a relaciones amorosas (que sé que las hay en este mundo internáutico), pero sí sabes, igual que yo, que se dan otro tipo de relaciones estupendas.
Siento no poder intervenir con ninguna experiencia, pero supongo, que como en las relaciones más fáciles, digamos, que no surgen por este medio, habrá de todo, las que sobrevivan a pesar de distancias y las que mueran casi desde los inicios por la imposibilidad de ambos o los impedimentos de alguno de ellos.
Besitos, guapa

uxue dijo...

Hola marmopi
Todas las relaciones son importantes, independientemente del medio donde se hayan originado.

Lo más corriente es que se den viéndose las personas y se conozcan mejor a partir de ahí. Sin embargo, el avance tecnológico, cada vez más abierto a todo el mundo, ha hecho que el tipo de relaciones por Internet sean mayores que antes.

De cualquier forma, sea como fuere donde se origine la relación, lo importante es luchar por ella si de veras se desea, dando pasos hacia adelante, arriesgando a veces, y disfrutando del momento.

Gracias por tus palabras.
Besos guapa

MEN dijo...

El amor surge en cualquier sitio y lugar, lo importante es vivirlo. No es suficiente con mandarse mails, que están muy bien porque a veces cuando escribimos somos capaces de transmitir mucho mejor los sentimientos y decimos las cosas de manera másprofunda. Por eso creo que se puede llegar a conocer a una persona de esa manera. Pero sin duda, hay que tener contacto físico, hay que verse, porque los sentidos tienen que sentir a flor de piel, son los que dan el si o el no. No tiene que ser nada fácil una relación así y encima romper con todo lo que tienes hasta ahora y perseguir un sueño. Pero si el sueño vale la pena Hay que pelear por el con uñas y dietes cueste lo que cueste. Intentare leer los libros este verano, madre mía entre María Eugenia y tu creo que me cubristeis el cupo jajaja. Un bessito cielo

uxue dijo...

Hola Men
Pienso como tú. El contacto con el otro, el calor necesario que surge entre los dos tiene que ser viéndose y conociéndose mejor en persona.
Ya tienes deberes para el verano, pero tranquila que éstos se leen muy bien, son muy sencillos y amenos.
Gracias por tus palabras guapa.
Un beso

Gloria dijo...

Como me los acabas de mandar, ya te diré mi opinión cuando los lea, en principio me parecen muy bien. Creo que me gustarán.

Gracias amiga, un abrazo.

uxue dijo...

Hola preciosa!
Ya me contarás qué te parecen cuando los leas Gloria.
Gracias a ti por ser y estar siempre.

Un abrazo enorme amiga

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea