domingo, 12 de junio de 2011

Pensando en ellos...


Hoy mis pensamientos son  de nuevo  para ellos, para mis hijos, y  en  este momento especial, para mi segundo hijo.


Siempre tengo en mi recuerdo momentos especiales  de los tres. Pero en el segundo de ellos hay varios que conservo especialmente pues creo que éstos ayudaron bastante a forjar su  personalidad e  hizo  que fuera tan especial. 
Nunca pudo ser niño del todo, aunque se intentaba, pero siempre estaba a expensas de su hermano mayor que nos demandaba mucho más. Eso le hizo crecer más rápido, ser más consciente de la situación y no poder exigir tanto como exigiría un niño a su corta edad.


Un recuerdo es cuando apenas tenía tres añitos: 

Estábamos jugando con él a la pelota y entonces su hermano mayor empezó con las crisis que en esa época eran tan frecuentes.  Él mediano, al escucharle ya intuía lo que sucedía, se apartó, dejando su juego  a un lado para que  atendiéramos a su hermano. Le ofreció como algo natural su pelota que él tenía, pues sabía que le relajaba y  sin protestar se fue a jugar él solo a otra cosa.


Aunque esa situación se repetiría a menudo en su infancia, creo que ese momento se le tuvo que quedar grabado, pues a partir de ahí él mismo cambió, se hizo un poco mayor a tan corta edad.

Otro momento que sería habitual y que le hizo crecer de nuevo fue:

Con  menos de ocho añitos, llevaba a su hermano de trece años de la mano a la escuela. Había nacido mi tercer hijo. Los primeros meses yo no podía ir a primera hora  y dejar solo al recién nacido.  Seguía con las crisis y, ya sea  por desconocimiento o por temor, ningún adulto se atrevía  a llevarle, pero su hermano sí lo hacía. Yo les observaba  desde el balcón hasta que les perdía de vista por si pasaba algo y  terminaban el recorrido solos hasta la escuela, ya que estaba bastante  cerca  de casa.

Esa fue otra etapa que le hizo ser aún más responsable, quizá demasiado para la edad que tenía, pero la vida nos exigía ser y actuar de forma diferente a toda la familia.



Debido a ello y su carácter, mi segundo hijo siempre ha sido bastante independiente en sus decisiones,  con las cosas bastante claras. Ya fuera para irse algún lugar, hacer algo en concreto y sobre todo para elegir la carrera. 

¿Y por qué ahora pienso tanto en él? 

Porque en este momento y por más de mes y medio no estará con nosotros, se va a conocer otro lugar, a otra gente y aprender de otras costumbres.

Recuerdo que hará más de un año me dijo que un compañero y él habían pensado irse a Jordania. Yo al principio pensé que se le pasaría, pero vaya tontería de pensamiento, ni que no conociera a mi hijo que  cuando se le mete algo y cree que debe hacerlo, no hay nadie que le convenza para cambiar  de opinión.  Yo por lo menos no lo intenté.

Al cabo de un mes me dijo que ya tenían los billetes y que se iba por unos dos meses. Se fueron en bicicleta desde la frontera de  Irún hasta Barcelona, durmiendo en tienda de campaña durante el recorrido. Allí tomaron el avión a Jordania y la recorrían en bicicleta por donde podían. Antes de agosto dejando la bici en una consigna de Amman, fueron en autobús a Siria. En la última semana estuvieron en un monasterio en Damasco donde les daban de comer y alojamiento a cambio de ayuda en el lugar.

Fue una experiencia muy buena para los dos, aprendieron muchas cosas de la gente de allí y de sus costumbres, que era lo que deseaban hacer.

Cuando  llegó a casa parecía uno de ellos, con la barba crecida, delgado y moreno. Luego me diría que en las últimas fechas los turistas le preguntaban a él por los lugares, y mi hijo respondía en su inglés a medias que no era de allí que también era de fuera….se había mimetizado con el lugar y sus gentes.



Este año él pensaba pedir una beca para ir a Canadá y aprender francés y entonces pensé que por lo menos  era un lugar menos conflictivo para ir y que este verano yo estaría algo más relajada sin pensar tanto cómo estaría.

Pero qué va, de nuevo cambió de planes…

Hará unos tres meses  me dice  que igual se iba a la India. Yo ahí intenté disuadirle diciendo que descansara este verano y que fuera en otro.

¿En qué estaría yo pensando cuando se lo dije? Ni que no le conociera ya.



Así que al cabo de unos días me viene de nuevo diciendo que ya tenían el billete para el avión a la India. Él siempre se ha costeado los viajes, tanto el año pasado como en éste,  nunca ha permitido que yo le pague nada.

Y de nuevo a las andadas, y de nuevo a los preparativos, y a las preocupaciones,….

Dijo que después de los exámenes se iba para aprovechar lo máximo.

El 3 de junio tuvo su último examen en la Universidad, confiaba en aprobar, lo consiguió con buenos resultados,  y a partir de ahí  se dedicó a preparar el viaje para irse ocho días después.



Ayer salió de Donosti en autobús a Barcelona, esta vez sin bici, sólo con una mochila grande y muchas ilusiones dentro de su cabeza.

En Pamplona montaba la persona que le acompañaría en el viaje, en compañía siempre es mejor y como dicen, las preocupaciones son compartidas, pues imagino a los padres de la otra persona que también estarán preocupados.

En Barcelona ya perdimos el contacto, hablé por teléfono con mi hijo  antes  de que saliera hacia el aeropuerto y ahora sólo me toca esperar a que me mande noticias de su llegada, aunque creo que tardarán en llegar, pues el viaje es muy largo y no sé cuando llegan y cómo  podrá comunicarse conmigo. Hacían escala en Moscú, allí les tocaba esperar 13 horas hasta tomar el enlace a la India y empezar la nueva aventura.



A menudo cuando él y yo  hemos hablado de algún problema me dice que no me preocupe por él. Y yo le digo que es imposible no hacerlo en la vida, que si quieres a una persona es inevitable el  dejar de preocuparse por cómo estará y cuáles son sus deseos e ilusiones.

Aún siendo  una persona bastante tranquila, no puedo evitar el preocuparme…pero ante todo, deseo con todas mis fuerzas que lo pase bien, que sea feliz allá a donde ha ido, que aprenda cosas nuevas y que ello le haga aún mejor persona.



Y aquí estaremos sus hermanos y yo esperando sus noticias y deseando su vuelta para poder hablar con él, abrazarle y conocer a través de sus  ojos  ese lugar tan especial de debe ser la India.




Y detrás viene el hijo menor, el adolescente de 14 años que va pisando fuerte en carácter. 
Con el tiempo él  también me dirá que coge la mochila y se irá por una temporada a un país remoto a pasar unos días.
Este ha podido disfrutar más de su niñez porque sus hermanos ya estaban más asentados, pero también la situación familiar le ha hecho crecer antes que los demás niños.
El tiempo dirá qué le deparará la vida.




Y en unos años, aquí, en casa, seguiremos  dos personas de forma invariable, algo más viejos pero juntos,  mi hijo mayor y yo. Acompañándonos, caminando juntos de la mano, siguiendo con nuestra  vida y deseando que sus hermanos vayan desplegando las alas poco  a poco para  que ellos realicen su propio  vuelo.


uxue

16 comentarios:

Estela dijo...

Veo que sabes muy bien lo que significa ser madre y padecer por ellos, yo desde aquí te envió un beso muy grande pequeña gran madre....!!!

^.^

uxue dijo...

Cuando están los hijos en casa queremos que nos dejen un rato en paz, para descansar tranquilos,o para que su cuarto esté más ordenado (ahora que se ha ido sí que está ordenadito hasta su vuelta, que estará de nuevo patas arriba...; y cuando no están no hacemos más que preocuparnos por ellos... Qué complicados somos!!
Muchas gracias por tus palabras Estela y por tu apoyo.
Un beso enorme

Jabo dijo...

Hola, entiendo tu preocupación de madre.
Pero también el estar orgullosa de que haga algo así. Menudos viajes, menudas experiencias y aprendizajes de vida.
A mi me da envidia sana.
Abrazo. Jabo

MEN dijo...

Hay Uxue…que bonito es verles crecer pero que rápido lo hacen…Lo más importante es que sepa lo que quiere y de eso no hay duda. Que tomen sus propias decisiones está muy bien aunque nos duela un poquito que a veces no cuenten con nosotras pero a pesar de ello hay que estar orgullosas y hacerles saber que siempre estamos ahí, es lo que nos toca como madres. Nosotras volamos del nido un día y ellos lo harán también…la vida es así…..No dejaremos nunca de sufrir por ellos pero si les vemos responsables lo llevaremos mejor. Animo guapa, tienes un hijo estupendo, se nota. Un bessito muy pero que muy fuerte

Fernando dijo...

Con tu historia nos das un ejemplo como madre; realmente pienso que eres un ejemplo a seguir.
Un saludo !

uxue dijo...

Hola Jabo
Estoy orgullosa como madre,pero sobre todo como persona que es él.
La ilusión que él tiene por conocer algo nuevo y las ganas de aprender es lo que hace que todo merezca la pena.
Gracias por tu apoyo.
Un abrazo

uxue dijo...

Hola Men
Comparto lo que dices que lo importante es que sepan lo que quieren, tomen sus propias decisiones y sean responsables de lo que hacen. No siempre será la adecuada, pero de ello también aprenderán.
Muchas gracias por tus palabras y tu cariño.
Un beso enorme

uxue dijo...

Hola Fernando.
Yo creo que en la vida como padres tenemos altibajos, momentos en los que estamos bastante seguros de lo que deseamos con la educación de los hijos,lo que les exigimos,... y en otros somos un mar de dudas, pues muchas veces ellos son los que están acertados y nosotros los errados.
Yo tengo los dos momentos. Excepto con mi hijo el mayor, él me lo pone todo muy fácil y nunca dudo, pero sus hermanos son diferentes y ahí es donde chocamos e intentamos aprender unos de otros,...seguimos en ese proceso...
Muchas gracias por tus palabras de apoyo.
Un abrazo

Irhati dijo...

Querida Uxue:
No quiero dejar para mas tardar el unirme a ese sentimiento tuyo mezclado entre la satisfacción y la angustia por ese ave tuya que cada vez vuela mas y mas alto.
Es humano sentir la nostalgia de la despedida, esa sensacion de nido vacio que se dice, pero tu estas con él dondequiera que vaya, tu amor y tu energía le acompañan y cuando regrese grande será tu alegría y tu preocupación grandemente compensada.
Demuestras ademas tener un gran corazón no solo de madre sino de amiga y persona al referirnos estas inquietudes tan íntimas, como una niña que espera el abrazo, el calor y la comprensión de los amigos aparte de los tuyos.
Pues ya ves que aqui estamos para dartelo de TODO CORAZON, y como siempre, de tí recibimos grande lección.
Muxusssss

uxue dijo...

Buen día Irhati
Muchas gracias por tus palabras de cariño y comprensión.
Sigo esperando noticias, pero no me agobio, confío y deseo sobre todo que esté bien y lo disfrute.
Un fuerte abrazo

METAMORFOSIS dijo...

Me ha gustado mucho lo que cuentas de tus hijos Uxue, me imagino que estarás orgullosísima de ellos, porque este segundo, del que hablas, se ve que tiene las cosas muy claras y sabe perfectamente lo que quiere en la vida, cosa poco habitual en los jóvenes de hoy día. Esto que está haciendo de viajar en condiciones básicas e irse a conocer cómo viven otras gentes y otras culturas es lo más enriquecedor que puede llegar a vivir, le va a hacer madurar y le hará mejor persona, eso no lo dudes, va a aprender a valorar muchísimo más ciertas cosas y lo de la India....creo que ya será el remate, yo no he estado en la India, pero conozco a gente que ha ido, y desde que volvieron, cambiaron por completo (nunca para mal, no te asustes) debe ser tan impactante la experiencia, que ya no vuelves a ser la misma persona, ya nos lo contarás..ya...y si tu hijo menor quiere seguir sus pasos....adelante aunque te preocupes..porque al final serán verdaderos hombres de los pies a la cabeza.....verdaderas personas....y tu hijo mayor, que no s´´e exactamente lo que le pasa, pero se vislumbra que tiene un problema serio, creo que escuchar las experiencias que sus hermanos le cuenten...le abrirán mucho mas los ojos al mundo, dentro de sus posibilidades.
Sabes??? creo que tienes mucha suerte con tus hijos.
Un besazo

uxue dijo...

Hola Metamorfosis
Justo acabo de recibir noticias suyas por e-mail y dice que han llegado bien pero están agotados, que eso es otro mundo.
Creo que le vendrá muy bien lo que allí puedan aprender y ver.
El hijo pequeño es diferente y el tiempo dirá por donde tira.
El mayor (En el blog se ve lo que tiene por una frase que hay en la entrada y que es una reflexión para todos nosotros que nos llamamos "normales"), él es el que me da la fuerza con su forma de ser y su sonrisa.
No podrá escuchar a su hermano porque apenas comprende y no habla, pero sentirá el calor de él cuando llegue y le abrace.
Muchas gracias por tus palabras de apoyo.
Un beso enorme

Marmopi dijo...

Tienes que estar orgullosísima de tu hijo. Su independencia le ha hecho mucho más fuerte y seguro que a cualquier chico de su edad.

Pronto tendrás noticias suyas y estará estupendamente, haciendo lo que realmente quiere. Déjale hacer como has hecho hasta ahora. Te lo agradecerá siempre porque él se está reforzando y haciéndose todo un hombre.
Besos, guapa!

uxue dijo...

Estoy orgullosa de él marmopi, desde que le dio la pelota a su hermano para relajarle me di cuenta que sería un chico especial y así lo he ido comprobando durante todos estos años.
Su felicidad es lo mejor que una madre puede desear para los hijos y la libertad de conseguirla es todo un derecho para ellos.
Muchas gracias por tus palabras guapa.
Un beso grande

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Uxue

No soy madre, y siento tu preocupación pero también tu orgullo al saber que tu hijo ha sabido madurar, crecer y convertirse en una persona que sabe valerse por si misma aunque esté en un país extraño; que ha terminado sus estudios universitarios, que intuye las necesidades de los demás, y les apoya y ayuda.

Enhorabuena por tener un hijo tan especial y por haberle dado el espacio y el amor necesarios para ser el mismo.

Espero que pronto tengas noticias de él.

Besotes.

uxue dijo...

Hola Mandalas.

Aún le queda un curso de carrera, ya que son cinco y ha terminado cuarto de psicología. Esta experiencia sé que le vendrá muy bien para lo que ha hecho y que tanto le gusta. Él está ilusionado y con muchas ganas de aprender, tanto fuera como dentro de la Universidad.

Bienvenida al blog y muchas gracias por tus palabras.

Un beso enorme...agur

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea