martes, 4 de octubre de 2011

Con los ojos cerrados..., nuevas sensaciones




Si alguien nos preguntara  de qué sentido no querríamos prescindir seguramente diríamos  el de la vista. 
La vista es el sentido que más utilizamos, el que  nos hace más dependientes: para ver por dónde vamos, contemplar nuestro entorno, mirar un paisaje, a una persona, a nosotros mismos,…

Pero..., alguna vez  hemos  intentado prescindir por un momento de este sentido?

Yo tengo que reconocer que lo he intentado y he tenido dos sensaciones muy diferenciadas:
Una sensación  de angustia e indefensión de no saber por dónde camino, de no poder ver  a la gente o el paisaje…y de tener que abrir los ojos enseguida.
Y otra  sensación muy diferente al poder percibir  los  demás sentidos de una manera más plena, con mayor intensidad.

Con los ojos cerrados,  y de manera relajada, si  escuchamos una música, olemos una flor,   comemos algo  que nos guste,…o acariciamos a un ser querido,… sentimos de una manera especial lo que estamos realizando. No lo vemos, nos centramos  en ese momento, de esa manera, sin ver y percibiendo. La sensación se intensifica.
Esa  incapacidad  de no ver lo que hacemos, lo que tenemos delante, por dónde caminamos,...es una impotencia que nos  crea angustia.   
Las personas que no ven  perciben mejor con los otros sentidos, lo viven de manera más intensa. Nosotros, sobre todo,  nos centramos en la vista y los demás los dejamos bastante de lado, más como un auxiliar de la vista. Al tener todo al alcance de la mano, muchas veces no nos hemos esforzado por hacer las cosas de forma diferente .

Los ojos son nuestro apoyo, nuestro bastón para caminar, para ver y elegir. Pero, a veces, son nuestro hándicap. Con los ojos prejuzgamos. Cuando miramos por primera vez ya pensamos cómo debe ser, qué aspecto tiene, si es atractivo o no, su altura, su manera de vestir,…su clase social,…ya vemos y nos permitimos pensar cómo es esa persona antes de escucharla, antes de sentirla de otra manera.


Pienso que quienes no pueden ver, como cualquier otra persona con alguna discapacidad, tienen un don especial para poder sacarle partido a esa carencia que tienen   y potenciar más las otras capacidades que los que nos consideramos “normales” no lo hacemos.


Recuerdo que en el primer año de carrera de magisterio, mi profesor de filosofía era ciego, el primer momento que entró nos llamó la atención, pero enseguida nos olvidamos de ello. Él explicaba su clase como los demás profesores, los exámenes los hacíamos igual que los otros, y no se nos ocurría copiar para aprovecharnos de la situación, al contrario, creo que era una de las clases en la que mejor atendíamos, pues él explicaba su clase de una manera que nos ayudaba a comprenderla perfectamente. 
Las personas que no ven tienen un don especial para sentir y percibir lo que nosotros no somos capaces de "ver".
Hará un par de meses fui a ver el Puente Colgante de Portugalete, ahí ponía en un cartel vertical información sobre él, lo leí y de repente me di cuenta que estaba también en Braille. Cerré los ojos e intenté sentir los puntos,  intentando percibir a través del tacto su significado,…fue una sensación rara al no saber descifrarlo, me sentía incapacitada para poder leerlo,  aun sabiendo lo que ponía, me hubiera gustado haberlo sabido leer con mis dedos.


Cerrando los ojos y escuchando la música…Cómo la sentiríamos ahora?
Si hoy escuchamos nuestra música de otra manera, dejándonos llevar por cada sonido, por cada modulación de voz, sin pensar…sólo sintiendo…entonces percibiremos la canción de una manera más especial, más intensa,…


...Y ahora, cerrando los ojos, en el silencio de la noche, puede que seamos capaces de sentir esta música de una forma diferente. No podremos hacerlo como ellos, pero puede que por un momento nos acerque más a cómo sienten y perciben ellos este momento.


uxue




18 comentarios:

•°•.•°•.♥*•¸♥.Lluviaenelsilenciodelanoche•*•¸♥ ♥. •°•.•° dijo...

Hola Que lindo tu blog, tenia mucho tiempo que no venia, me encanta el video de Boccelli.

bellisimo.


besos

uxue dijo...

Hola lluvia

Muchas gracias por tus palabras y por haber compartido este momento al escuchar la música de una manera especial.

Pasa un buen día.
Besos!!!

METAMORFOSIS dijo...

Hola Uxue....oh!! que maravilla de canción... respecto a lo de escuchar la música con los ojos cerrados, yo a veces lo hago en la cama, a oscuras...no se si con los ojos abiertos o cerrados, pero a oscuras...y es cierto como la música parece envolverte de otra manera, incluso una canción que has escuchado miles de veces, le sacas otros matices que no habías percibido antes...
El sentido de la vista para mi es primordial...si lo sabré yo que llevo con gafas y lentillas desde los 9 años y si me las quito es como si no supiera hacer nada de nada!!! Creo que deberíamos, de alguna manera, desarrollar más el resto de nuestros sentidos...seguro que hay ejercicios para ello...
Una entrada muy interesante Uxue, creo que me has hecho pensar y voy a hacer algo al respecto.
Un abrazo gigantesco...cierra los ojos y siéntelo!!!

uxue dijo...

Hola metamorfosis.
Comparto lo que dices de desarrollar más los otros sentidos, y aun siendo tan importante la vista, intentar no depender tanto de ella.
Recuerdo una amiga que solía abrír la puerta con la luz apagada y le pregunté por qué lo hacía, a lo que me respondió que era para sentirse un poco esa sensación de no ver y cómo se adaptaba a esa situación.
Gracias por tus palabras y tu abrazo, lo acepto con los ojos cerrados, seguro que se siente mayor aún.
Otro abrazo grande para ti!!!

Marmopi dijo...

Siempre recordaré como momento especial aquél en que de noche, con la habitación a oscuras y ya todos durmiendo menos yo, me ponía en el cassette a Víctor Manuel (me gustaba mucho de jovencilla) y me transportaba. Era totalmente distinto escucharlo así.

Buen vídeo, Uxue.
Besicos ;-)

uxue dijo...

Hola marmopi!

A mí también me gustaba mucho de jovencita las canciones de Victor Manuel y las escuchaba a menudo.
Ahora hay má elección para elegir y cantautores muy buenos.
Gracias por entrar y disfrutar del video.
Besosss!!

Gloria dijo...

Muy buena reflexión sobre la ceguera. Tienes toda la razón en lo que dices, el poder ver es maravilloso, pero hace que los otros sentidos se aletarguen.

Desde nuestra perspectiva, el perder la vista es una verdadera desgracia, estamos acostumbrados a movernos por un mundo lleno de imágenes, de luz, de color... Vernos privados de ello sería algo horroroso a lo que nos tendríamos que enfrentar. Es menos duro para la persona que nace ciega, ya que al menos no sentirá la nostalgia por lo que ha dejado de ver.

Que la luz de nuestros ojos no se apague nunca... pero que también perdure para siempre la luz de nuestros corazones.

Un abrazo, amiga y feliz fin de semana.

Fernando dijo...

Es muy cierto, aunque todos nuestros sentidos tienen gran importancia.
Besos

manolo dijo...

Uxue, me gusta el tema que has escogido y has desarrollado con una sencillez y amenidad admirables.
Donde suelo ir a comer, van en ocasiones un matrimonio mayor, los dos ciegos. Tienen un hijo vidente.
Ellos siempre van solos y que bien se desenvuelven y con que alegría. Da gusto verlos.
BONITO TRABAJO. sALUDOS.

MEN dijo...

Sí que es una sensación mágica. Cerrar los ojos y dejarse llevar por la música es como si cada nota acampase en cada poro de la piel produciendo un baile con nuestro interior. Dejarse llevar, mirar un poco más adentro de las cosas. SENTIR más si cabe. Los que vemos quizás no seamos capaces de sentirlo tan fuerte como los invidentes. O quizás si? No lo se. Solo se que me gusta esa sensación y que me gustaría a veces no ver para no dejarme influenciar por las apariencias. Una mala costumbre que padecemos casi todos a golpe de vista.
Muy tierna esta entrada cielo. Me ha gustado mucho cerrar los ojos contigo un ratito y disfrutar de esa música. Un bessito

Estela dijo...

Te doy la razón ya que la vista para mi es muy importante... y ahora que no tengo tanta por culpa del dichoso trabajo aún la valoro más.... un beso cielo ^.^

Towanda dijo...

Mi madre siempre dice que cuidemos de nuestros ojos porque son muy importantes. Desde siempre, en mi casa, la vista ha sido casi idolatrada...

Desde hace un tiempo estoy reflexionando mucho (también por temas de trabajo en el oído)... ¿has pensado alguna vez en el aislamiento en el que se sumen las personas sordas?. Debe ser angustioso, también.

Bueno, cualquier tipo de discapacidad te hace ver, sentir o caminar por el mundo con otra perspectiva.

Me ha encantado tu reflexión (y la comparto) y el video...
Gracias, bonita, por ser tan sensible a estos temas.
Un beso muuuuuuy fuerte.

uxue dijo...

Gloria, amiga incondicional.

Es cierto lo que dices, estamos tan acostumbrados a ver que no le sacamos todo el valor que debiéramos a los demás sentidos.

Gracias por estar siempre ahí y aquí.
Pasa un buen fin de semana guapa.
Un abrazo enorme

uxue dijo...

Hola Fernando.

Todos los sentidos son importantes, pues cada uno tiene su función específica y necesaria, que no imprescindible, pues ya hemos visto que mucha gente puede vivir muy bien aun careciendo de alguno de ellos.

Gracias por entrar y por tus palabras.
Besos!!

uxue dijo...

Hola Manolo

Yo conocí al profesor de filosofía pero no se hablaba más que de temas de clase.
Me hubiera gustado conocer alguien que no ve y ver cómo ve y vive su vida. Conocerla a través de su percepción tan especial.
Me ha gustado mucho lo que has dicho de esa familia que conoces.

Muchas gracias por tus palabras y por tu aportación.
Un abrazo

uxue dijo...

Hola men.
Es bonito lo que dices, de escuchar la música, bailar y dejarse llevar por los sonidos y lo que nos dicta ese sonido.

Muchas gracias por tus palabras y tu sensibilidad.
Besos!!!

uxue dijo...

Hola Estela

Qué razón tienes chica. Se valora más cuando lo estamos perdiendo y tememos que desaparezca y que nos deje desprotegidos.

Muchas gracias por entrar.
Pasa un buen fin de semana simpática.
Besos!!!

uxue dijo...

Hola towanda

Cuando has hablado de lo que te dice tu madre me ha venido a la mente que la mía, como no veía bien, me decía pedía que le enhebrara las agujas o le ayudara a buscar cosas pequeñas que perdía. Cuando lo hacía me decía seguido “que Santa Lucia te conserve la vista”, era la muletilla que siempre tenía y yo siempre me reía con esa ocurrencia.

Ahora necesito gafas de lejos y para las cosas pequeñas por vista cansada de tanto leer y forzar la vista.

Sobre las personas sordas, también me ha llamado la atención y me asombra la expresividad que muestran con las manos cuando hablan, no sólo lo hacen con los dedos, también con los gestos y con la cara,…son muy temperamentales y expresivos.

Un besote muy grande guapa, muchas gracias.

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea