martes, 1 de septiembre de 2009

Se reanudan los paseos

Esta tarde durante el recorrido

Hoy ha sido el primer paseo de esta nueva temporada.


Bajé a esperar a mi compañero antes de la hora acordada. Tenía ganas de reanudar los paseos y a él también se le veía con ganas de andar.


Hoy, por ser el primer día, nos ha sorprendido la lluvia. La gente llevaba el paraguas abierto, pero yo me resistía abrirlo.

La lluvia era continua pero no intensa, así que hemos hecho el recorrido sin abrir el paraguas y sintiendo cómo nos caía el agua poco a poco.


Mi compañero estaba con ganas de caminar y al principio me llevaba de la mano él a mí a un paso rápido. A medida que íbamos hemos bajado el ritmo un poco, aunque ha seguido siendo bastante ligero.


El recorrido ha sido el de siempre. Las paradas han sido las mismas, la misma fuente y los mismos sitios donde cruzar la carretera.


En el trayecto he visto que en los zarzales había moras negras. A mí me gustan mucho y todos los años suelo comerlas. Este año aún no las había probado y quería comer algunas.


Pensé hacerlo a la vuelta para no alargar el paseo y

que mi compañero se alterara.


Cuando quise coger las moras él me apuraba con la mano para que nos fuéramos.

No es bueno cambiar las rutinas y no deseaba tentarle a la suerte. Así que sólo he podido coger tres moras, que por cierto eran muy pequeñas.


Me han sabido a poco, pero no me ha importado.

Mañana cogeré alguna más, si es que puedo.


Mientras paseaba pensaba en mi viaje a Huelva y me he acordado de un búho que mi amiga Gloria y yo compramos en Portugal.


Este búho es una figura que cambia de color según el tiempo que hace. Si el clima es seco está azul y va cambiando a tonos rosados a medida que cambia el clima.


Allí estuvo siempre azul, y cuando llegó aquí siguió azul por unas horas, pero en cuanto empezó a notar la humedad del lugar cambió enseguida.


Aquí, en el tiempo que le tengo, ha cambiado más de cuatro veces de color. También se ha puesto azul, pues ha hecho días buenos y no falla el bicho.


Ayer mi amiga me dijo que a ella no le ha cambiado de color debido al calor que hace allí y a que no cae una gota.

Yo le respondí que aquí el búho tiene que trabajar lo suyo, pues cuando menos se espera está en rosa –morado anunciando el mal tiempo.


El búho trabajador...moradito por el día lluvioso




Aunque en este verano he andado mucho este primer paseo me ha cansado. Al principio lo he llevado bien, pero este ritmo tan rápido y con un mes de descanso, me ha pasado factura.


Poco a poco le iremos cogiendo el ritmo y nos costará menos, por lo menos a mí, porque mi amigo ni se inmuta, tiene un aguante tremendo.


Tenemos 11 meses por delante para nuestros paseos diarios disfrutando del paisaje y dependiendo del clima.

Habrá días cálidos y lluviosos, días fríos en Invierno,... días de incertidumbre y de esperanza.

Acompañada de la música, de mis pensamientos y de los gritos de mi compañero.


Y sobre todo sintiendo esa mano cálida que he echado mucho de menos y que tanto me reconforta.


Cómo he echado de menos a mi compañero de paseos! Necesitaba el descanso, pero aún necesito más escucharle, verle. Sentir su risa, su mano y sus gritos.


Tenemos once meses por delante, para soñar, sonreír y disfrutar durante el trayecto.



uxue

4 comentarios:

Charly dijo...

Hola Uxue, me alegra mucho que el comienzo de tus paseos fuera agradable, disfrútalos niña y anda con cuidado con las moras, no te des un atracón. Eres muy afortunada y estas bien acompañada. Un fuerte abrazo hermosa…agur

uxue dijo...

Hola Charly
Muchas gracias por tus palabras. Tengo mucha suerte de tenerle a mi lado todos los días. En mis paseos y, sobre todo, en mi vida.

y estate tranquilo que ya se encarga él de que no me empache, no me deja entretenerme con las moras. Además este año son muy pequeñas.
Un enorme abrazo amigo...agur

Gloria dijo...

Hola uxue.

Ya tengo yo ganas de que mi búho comience a trabajar y cambie de color, porque sigue de un azul intenso. ¡Qué harta de pasar calor este año!

Me alegro de que hayas podido disfrutar tu primer paseo, ¡y con lluvia, todo un lujo!

Besos, amiga.

uxue dijo...

Hola Gloria
Ahí el búho estará casi siempre azul y aquí la mayoría de las veces rosa o morado. Eso es una suerte pues así los árboles y el paisaje están de un verde intenso y vivos, da gusto verlos.
A veces la lluvia es un incordio cuando uno tiene planes o para el paseo, pero es necesaria y merece la pena mojarse por ver como está todo.

Besos amiga y mucha paciencia.

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea