lunes, 15 de octubre de 2012

Desplegar las alas y empezar a volar...

 
 





Esta mañana mi hijo mediano se ha ido lejos de aquí.

 Acabó la carrera y quiere seguir estudiando, pero a la vez, desea trabajar  y aprender.
 
Recuerdo cuando se fue a Jordania y a la India. La sensación que tuve por esa partida de un mes. 
La carrera la ha hecho en  Donosti y venía los fines de semana. Por lo que no es la primera vez que se va y sentimos su ausencia.
Ahora es diferente…pues soy consciente que ya no será igual, no sé cuándo volverá, pero siento que ya ha empezado por sí solo su nueva vida.

Nosotros le dimos los medios y la libertad para decidir lo que deseaba hacer. Todo lo demás lo ha hecho él con tesón y esfuerzo, es un chico con las ideas bastante claras, que se mueve cuando desea lograr algo.

Esta mañana ha cogido sus maletas, una llena de libros para seguir estudiando, una mochila y la comida y ha emprendido un viaje, su viaje…lejos de su casa, de sus amigos,…de su tierra.

 También ha llevado una maleta especial, ésta llena de ilusiones y proyectos,…de incertidumbre y esperanza,…pero sobre todo de coraje y valentía para luchar por sus sueños y su vida.

 
Ayer, después de venir del caserío donde comió y se despidió de su familia, le comenté cómo tendría la mente; llena de emociones, pues ese fin de semana también se había despedido de sus amigos, sobre todo de los de la Universidad, con quienes ha hecho muy buena amistad. Él  señaló con la mano su pecho,  cerca del corazón y  dijo, que las emociones más que en la mente las sentía allí, de pleno… Tenía el corazón "tocado" de tanto sentir y de tanto que tenía que dejar para seguir con su vida.

Cuando le escuché me vino a la mente, que  justo ayer mismo, hace 29 años,  hice lo mismo: dejé la comodidad de mi ciudad,  de una familia y amigos  en Madrid, y con una maleta cargada de ilusiones, y llena de sentimientos encontrados, me vine al País Vasco a recorrer mi propio camino.

 La historia se repite,…ahora comprendo mejor lo que debió sentir mi madre cuando me vine, su alegría porque iba a casarme y a emprender un nuevo proyecto de vida y su tristeza porque ya no me tendría a su lado,…me dejó volar y hacer mi vida…ahora le toca a mi hijo emprender su propio vuelo.

 
Esta mañana  le llevaba en el coche hacia el tren, ambos  íbamos callados, pero a través de ese silencio se palpaban las emociones de los dos.

Salíamos del pueblo y es como si estuviera leyendo  la mente de mi hijo, como si supiera lo que estaba sintiendo y preguntándose  en ese momento… "Hasta cuándo?"...

Con un nudo en la garganta hemos llegado a la estación, aquella en la que  fallé con el billete hará unos meses cuando fui a ver su graduación, llena de orgullo y de esperanza  por él…esa estación que tantas veces ha recorrido él para ir a Donosti a estudiar.

De nuevo se ha ido en ese tren, no a Donosti, sino a Francia…aún más lejos,…a trabajar y a estudiar…

Con una  sensación de tristeza por esta marcha, nos hemos despedido, sin apenas palabras pero con los sentimientos a flor de piel.

 Cada vez que paso por su cuarto desde su partida, para llevar su ropa lavada, cada vez que veo su foto,…siento como si le estuviera despidiendo de nuevo…siento como el corazón se encoge y, de nuevo, el nudo se forma en la garganta  y,  sobre todo, siento que el amor por él se intensifica, por lo que ha sido y por lo que es…por lo que será.

 Hoy la tristeza se mezcla con  la alegría,  que me hace ver de nuevo que todo ha merecido la pena.
 
uxue...
 
 
 
 
 
 

  qué  hay en tus ojos con solo mirar
Que estás cansado de andar y de andar
Y caminar , girando siempre en un lugar..

Sé que las ventanas se pueden abrir
Cambiar el aire depende de ti
Te ayudará, vale la pena una vez más.

Saber que se puede, querer que se pueda
Quitarse los miedos sacarlos afuera
Pintarse la cara color esperanza
Entrar al futuro con el corazón.

Es, mejor perderse que nunca embarcar
Mejor tentarse a dejar de intentar
Aunque ya ves que no es tan fácil empezar.

Sé que lo imposible se puede lograr
Que la tristeza algún día se irá
Y así será,  la vida cambia y cambiara..

Sentirás que el alma vuela
Por cantar una vez más

Saber que se puede, querer que se pueda
Quitarse los miedos sacarlos afuera
Pintarse la cara color esperanza
Entrar al futuro con el corazón.


Vale mas poder brillar
Que sólo buscar ver el sol

Pintarse la cara color esperanza
Entrar al futuro con el corazón


Saber que se puede…
 
 


Dedicado a él...Gracias por Estar y por Ser...


 

24 comentarios:

Jabo dijo...

Hola Uxue: que bien te entiendo.
El mejor post que te he leído, sin duda, porque... está sacado de dentro!
Tengo la suerte de conocerlo, y desde aquí le felicito y animo. Echó a volar, como no podía ser de otra manera, y tienes que estar orgullosa porque está en el buen camino, en el que labrará para si mismo y tu le estás apoyando.
Abrazo a ambos. Jabo

uxue dijo...

Hola Jabo
Justo la entrada en tu blog me ha dado pie a escribir esto, que lo sentía desde por la mañana y que se intensificó al leerte

Yo confío en él y sé que hará todo lo que pueda por conseguir lo que desea y por lo que tanto ha luchado.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo de nuestra parte

Silvia dijo...

Saber que se puede, querer que se pueda!!!! y si... ya le enseñaste a carretear a tu Juan Salvador Gaviota.... Ahora el cielo es todo suyo y allá va con las alas extendidas.... sabiendo que se puede porque eso es lo que le enseñaste tu, Amiga....
Pero no es fácil el destete de un hijo. Aunque se entienda se siente duro... Pero sus preciosos frutos tendrá... estoy segura de ello... Fuerza bonita!!
Silvia

mj dijo...

HOla Uxue. Estoy totalmente emocionada con todo lo que has escrito. Como madre me siento muy identificada con esos sentimientos. Los hijos no nos pertenecen y tienen que partir, y la casa se queda sin voces y bueno, todo eso que ya sabemos.
Sólo quiero abrazarte en este momento que te leo.
Un beso

manulondra dijo...

!Vaya cómo lo cuentas, Uxue! Se te saltan las lágrimas imaginando lo que sientes.
Me alegra mucho que tu hijo tenga esa determinación de labrarse fuera un futuro mejor, abrir las posibilidades y no quedarse aquí esperando que esto se arregle. Es duro por una parte pero esperanzador por otra.

Ya nos contarás, un fuerte abrazo!
Manuel

Gloria dijo...

Hola uxue.

Yo también viví en su día la marcha del hogar de mis hijas, por esto mismo sé como te sientes. La vida es así, jalonada de etapas que vamos dejando atrás. Seguro que orgullosa de que tu hijo las vaya superando.

Lástima de la situación tan mala que vivimos, que hace que nuestros hijos tengan que irse fuera a buscar el trabajo que aquí no encuentran. Pero ya verás como esto cambiará algún día.

No quiero saberte triste, así que mira el lado bueno de la cosa: ¡Ya tienes un motivo para ir a Francia! Y no olvides que un buen hijo nunca se va de nuestro lado.

Un beso, grande, amiga.

uxue dijo...

Hola Silvia
Es cierto que no es fácil, al principio pensé que no sería tan duro pero lo es, sobre todo por la incertidumbre de no saber nada de él.
Muchas gracias por tus palabras tanto por este medio como por teléfono, me sirven de mucho para asumir esta despedida.
Un abrazo enorme amiga

uxue dijo...

Hola mj
Es cierto que los hijos no nos pertenecen, han sido una parte muy esencial en nuestra vida y cuando esa parte se separa cuesta adaptarse a esa carencia que tan importante ha sido en nosotros. Es ley de vida y así hay que tomarlo.
Muchas gracias por tus palabras y tu entrañable abrazo.
Un abrazo enorme también para ti.

uxue dijo...

Hola Manu
Es cierto que es duro y, como bien dices, también es esperanzador y un motivo de sentirse orgullosa por esa determinación al dejar tantas cosas para seguir avanzando.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo grande

uxue dijo...

Hola Gloria
Claro que he pensado en esa posibilidad, la de ir a Francia a verle y la aprovecharé cuando se asiente un poco.
Esté donde esté un hijo siempre estará con nosotros, de eso soy consciente y siempre lo tengo en cuenta pues así lo siento.
Gracias por tus palabras amiga.
Un abrazo grande

Marmopi dijo...

Chiqui, tienes un hijo envidiable, un sol que te seguirá dando luz a pesar de estar lejos. Es un chico, que aún siendo tan joven, tiene claras muchas cosas. Y se habrá ido con todo el dolor de su corazón, pero sabe que os tiene en casa, que estaréis ahí siempre. Y ahora imagino que debe doler mucho su ausencia, pero el orgullo que sientes por él debe superar la pena reciente de su marcha. Todos sois conscientes de eso. Y él saldrá fortalecido seguro y tú cada vez estarás más orgullosa de él.
Recibe un abrazo grande. Y ánimo, Uxue

martín cmf dijo...

Gracias uxue. Como nieto de donostiarras, hijo de padre uruguayo, y como joven que salió a buscar su vida a los 19, me he emocionado al leerte. Ahora entiendo un poco mejor a mi madre.

Un abrazo!

uxue dijo...

Hola marmopi
Desde que con dos añitos mi hijo dejó su juego para que atendieramos a su hermano mayor sentí algo grande por él, ya percibía que sería especial y así lo ha demostrado siempre.
El orgullo se ha ido acrecentando a medida que él crecía y le veía cómo se iba formando y fortaleciendo.
Es dura la partida, pero ante todo está la satisfacción de luchar por lo que se desea, como él lo hace, eso compensa cualquier cosa.
Muchas gracias por tus palabras guapa.
Un enorme abrazo para ti también.

uxue dijo...

Hola Martin
Es cierto que cuando uno pasa por eso es cuando empieza a comprender mejor cómo debieron sentirse nuestros padres cuando partimos de casa. Es ley de vida, pero no por eso dejaremos de sentir esa añoranza por no poder ver a nuestro hijo como antes,...aunque siempre vivirá en nuestro corazón, esté donde esté.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo

Soledad dijo...

No tengo hijos, pero sé muy bien lo que son las ausencias, las queridas y las no queridas, por eso te entiendo.
Hoy leyendo tu blog he sentido de nuevo como se me encogía un poquito el corazón, ya no es lo mismo que hace unos meses, pero las ausencias son...

Un beso.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Uxue

Me has emocionado. Es muy bonito lo que dices, cuentas y deseas. Son recuerdos, el dejarle volar y saber que está preparado, que deja a su familia lejos pero a la vez cerca, en su corazón y sin vosotros, sin vuestro apoyo, no habría sido capaz de hacerlo. Enhorabuena por enseñarle a volar.

Besotes.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Uxue, te comprendo, eres madre. Yo también me marché de casa de Barcelona a Santander, contaba 23 años, dejé a mi madre sola con sus padres para realizar mis sueños en la carrera que había elegido y todo fue muy bien.

Tranquila que veo que es un chico con juicio.
Con ternura
Sor.Cecilia

uxue dijo...

Hola Soledad!
Bienvenida al blog, ayer entré en el tuyo y me gustó mucho lo que leí.

Comparto lo que dices, con el tiempo la tristeza por la partida va disminuyendo. Siempre habrá un detalle que nos recuerde ese momento y se nos encoja de nuevo el corazón, y eso es bueno, quiere decir que esa persona sigue dentro de nosotros aún en la distancia y la echamos de menos porque la queremos.
Gracias por entrar y por tus palabras.
Un beso

uxue dijo...

Hola Maria Eugenia!
Yo os he emocionado con esta entrada y vosotros me estáis emocionando con vuestras respuestas, hacéis que me sienta bien y arropada.
Muchas gracias por tus palabras de apoyo y por tu cariño.
Un beso grande

uxue dijo...

Hola Sor Cecilia!
Yo me vine con 22 años para casarme, la carrera ya la había terminado y emprendí una vida llena de nuevas ilusiones. Entonces no reparé en la tristeza de mi madre, pues estaba inmersa en mis propios sueños. Ahora comprendo mejor lo que debió sentir ella al irme yo.
Confío en él plenamente y sé que hará todo lo que pueda por estar bien y sentirse más realizado con este nuevo proyecto.
Muchas gracias por tus palabras.
Un abrazo grande

Adriana Alba dijo...

que rápido crecen...
Ahora comenzará algo nuevo, pero siempre estará en tu corazón y vos en el de él.
las distancias son sólo en kilómetros, el pensamiento y el amor, llegan con la velocidad de la luz.
Todo lo mejor para tu hijo en ésta nueva etapa querida Uxue.
Te dejo un fuerte abrazo.

uxue dijo...

Hola Adriana
Es cierto que crecen rápido, cuando menos se espera ya son mayores y empiezan hacer su propia vida.
Siempre estará en mis corazón y ahora las distancias no son tan insalvables como antes para vernos.
Muchas gracias por tus palabras de cariño.
Un abrazo grande

ni dijo...

Eskerrik asko, ama. Eskerrik asko.

uxue dijo...

Eskerrikasko zuri ere, semea.
Gure zaitut...Mosu haundi bat

El lugar que me rodea

El lugar que me rodea